CONEVAL Revela Fallas Estructurales del Ramo 33; Propone Actualizar Criterios de Distribución

En el estudio El Ramo 33: Evaluación de Ocho Fondos de Política Pública, presentado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (CONEVAL), se revela la urgencia de redefinir las fórmulas de distribución de los recursos del Ramo 33, debido a que las existentes en la Ley de Coordinación Fiscal no permiten incluir nuevas mediciones de la pobreza ni los índices de desarrollo y marginación local; por lo tanto, estos criterios arcaicos han permitido que se mantenga una repartición bajo criterios inequitativos en detrimento de los Estados y Municipios. Por tal razón, la FENAMM propone una iniciativa de reforma integral de los fondos de aportaciones dentro del Paquete Económico 2013, con el fin de asignar recursos a Municipios con mayor equidad y de flexibilizar el destino del gasto del FISM y el FORTAMUN.

El estudio del CONEVAL parte de un análisis estratégico de los ocho fondos que componen el Ramo 33, en el que se observaron dos variables: el carácter distributivo y la operación en campo con base en muestreos en Estados y Municipios. Los resultados son alarmantes pues de los 8 Fondos solamente el FAIS y el FORTAMUN establecen una fórmula clara de distribución de los recursos a los Municipios, a pesar de que éste orden de gobierno asume y cumple de manera real funciones relativas a los objetivos para los cuales fueron creadas dichas aportaciones, tales como la seguridad, la salud y la educación.

Las conclusiones del estudio revelan también que la información utilizada para distribuir los recursos no es la adecuada, pues no se enfocan en la eficiencia de su aplicación, sino en las inercias de años anteriores y datos imprecisos; un ejemplo de ello es el Índice Global de Pobreza que toma como referencia la Ley de Coordinación Fiscal, pues éste no considera los aumentos anuales en la población sino que toma como base de la fórmula distributiva el censo que el INEGI realiza cada 10 años.

Aunado a lo anterior, los hallazgos muestran que la operación de los Fondos deja literalmente a los Estados y Municipios “atados de manos”, porque están etiquetados para los fines que la propia LCF determina y no con base en la realidad de cada entidad y localidad. Esto se debe a que las cláusulas en la Ley de Coordinación Fiscal son obsoletas por haber sido creadas a partir de la reforma de 1998 en un contexto político, económico y social distinto.

Los fondos analizados son:Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB)

  1. Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud FASSA)
  2. Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS)
  3. Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del DF (FORTAMUN)
  4. Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM)
  5. Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA)
  6. Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del DF (FASP)
  7. Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF)

 

Ver Circular del CONEVAL

Ver Estudio Completo del CONEVAL sobre el Ramo 33

nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED COMCE United Cities and Local Governments Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO Cámara de Senadores Cámara de Diputados

Cámara de Diputados Cámara de Senadores Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO United Cities and Local Governments COMCE nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED