5

 
 

Savater y las Ciudades

 

 

por Felipe Leal

publicado por el Universal

 

Savater y las Ciudades

Savater plantea el cómo ciertos escritores han logrado a través de sus narraciones describir rincones y espacios que han habitado y cómo estos ambientes permanecen en su obra al grado de convertirse en una especie de genius loci de sus ciudades, en espíritus protectores de las mismas, en algo semejante a aquellas deidades modestas de tiempos antiguos que apegadas a sus tierras inspiraban a quienes habitaban permanentemente o de forma ocasional un lugar, aunque en la actualidad creer en deidades locales o universales cada vez es menos frecuente, ese culto no ha desaparecido sino se ha transformado, hoy predomina la idea de que los genios de cada lugar son creadores humanos, artistas, escritores y científicos.

Algunos se han convertido en referencias icónicas y automáticamente asociamos su obra con la de sus ciudades y personajes: Kafka y las ventanas que lo acompañaron en diversos momentos para observar la belleza y el horror de una Praga burocrática; Octavio Paz con el Mixcoac de su infancia, el Colegio de San Ildefonso de su años formativos, el Paseo de la Reforma de su madurez. En su poema Piedra de Sol establece diáfanas analogías entre el cuerpo amado y la ciudad, "tu vientre es una plaza soleada, tus pechos dos iglesias...".

La Buenos Aires de Jorge Luis Borges con su biblioteca hogareña equivalente a un patio de juegos en el Palermo porteño; Santiago de Chile el crepúsculo de cobre de Pablo Neruda, "me desangré mudándome de casa..."; Londres de Virginia Woolf y su casa natal en Hyde Park Gate así como sus asiduas visitas a The Ivy, de los pocos locales públicos que en su época podía visitarse; qué decir de la tristeza y alegría que despide la Lisboa de Fernando Pessoa; el infierno y paraíso de la Florencia de Dante Alighieri y la presencia de su adorada Beatrice; los misterios de El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson en su Edimburgo escocés y cómo imaginarse al Madrid del Siglo de Oro español sin Cervantes, Lope de Vega y Quevedo. Por fortuna se mantienen presentes simbólicamente con sus nombres estampados en las angostas calles del barrio de las Letras madrileño. La luz y la angustia del París de los existencialistas, la libertad, el amor, la amistad y los libros que unieron a Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir.

A lo largo de esta amable lectura los protagonistas se sumergen en la idiosincrasia de cada una de sus ciudades, atienden los temas de su cotidianidad, de sus hábitos y costumbres, el libro es un delicado paseo que nos revela la influencia que ejercieron diversos lugares en la vida de los autores, de aquellos rincones secretos que los animaron e inspiraron.

No cabe duda del sello que han impreso cada uno de los autores citados a sus ciudades natales, no han hecho de ellas crónicas descriptivas sino todo lo contrario, han sido para ellos sus musas que con sus paisajes, colinas, ríos, valles, cafés, casas, plazas, rincones, atmósferas y personajes han detonado la imaginación creativa de quienes nos nutren con la palabra.

 

nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED COMCE United Cities and Local Governments Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO Cámara de Senadores Cámara de Diputados

Cámara de Diputados Cámara de Senadores Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO United Cities and Local Governments COMCE nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED