5

 
 

Mando Único y Seguridad en Municipios

 

Mando Único y Seguridad en Municipios

Calderón y la Incapacidad para Resolver la Inseguridad. La semana pasada el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció que ya son 29 los Estados que han puesto en marcha el Mando Único Policial; además mencionó que se está construyendo un modelo para cada entidad federativa con la visión de que muy pronto alcance una plena cobertura nacional.

Por tal motivo, vale la pena recordar que hace pocos años surgió un debate innecesario y un conflicto sin precedentes para los municipios mexicanos; el entonces Presidente Felipe Calderón llevó al Congreso una iniciativa para retirar a los municipios en forma definitiva y total la competencia para prestar el servicio público de seguridad preventiva que la Constitución les asigna.

Era una idea surgida de la cultura centralista y de una visión limitanda que desconocía la importancia del federalismo que los mexicanos nos dimos desde el siglo XIX. Era también la incapacidad de un gobierno que no pudo resolver su “guerra” contra la delincuencia organizada, por lo que consideró que debía concentrar todas las competencias en la materia en los órdenes federal y estatal, olvidando la importante responsabilidad de los gobiernos municipales para dar calidad de vida y paz a sus comunidades.

Queda claro el papel de las polícias locales en el combate a la inseguridad, al conocer que son ellas las corporaciones de seguridad más numerosas del país, ya que 7 de cada 10 elementos que existen en México sirven a nivel estatal o municipal; sin embargo, son justo esas organizaciones las más vulnerables, en virtud de que no fueron concebidas ni equipadas para combatir a la delincuencia organizada ni a las bandas de narcotraficantes.

Ese modelo calderonista de mando único propició la inconformidad unánime de los municipios de todos los orígenes políticos; apelamos a la responsabilidad del Senado de la República, y logramos detener la iniciativa, y preservar el equilibrio constitucional de competencias en materia de seguridad.

Un Nuevo Modelo de Mando Único. Con la llegada del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto en 2012, se inició un diálogo que reflejó una renovada voluntad de la federación para coordinarse con los otros dos órdenes de gobierno; así fue posible encontrar un modelo que permitiese la colaboración, sumando esfuerzos, conjuntando fortalezas y respetando las responsabilidades que las leyes le establecen a cada parte.

Ese modelo se basa en tres premisas que respetan plenamente la dignidad de los municipios:

1) Reconoce las debilidades institucionales de los cuerpos de seguridad municipales para coadyuvar en el combate a la delincuencia organizada (por razones obvias, los municipios no tenemos esa competencia en la ley y no contamos con los instrumentos para ello), pero la necesidad de apoyar dado el desbordamiento de la problemática.

2) Preserva la libertad de los cabildos municipales para adherirse a ese modelo y posibilita que ello se haga por un período determinado de tiempo.

3) Mantiene a su cargo los escasos recursos presupuestales que tienen asignados los municipios en materia de seguridad; tan solo en 2014, las tres principales bolsas presupuestales para municipios representaron importantes fuentes de financiamiento: el Programa Nacional de Prevención del Delito recibió 2,595 mdp, el Subsidio para la Seguridad Pública Municipal 4,733 mdp, y el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, 7,922 mdp.

La administración del Presidente Peña Nieto ha puesto un claro énfasis en la coordinación entre los órdenes de gobierno, en el fomento de las acciones preventivas y en la dignificación policial. Por ello, hoy, la gran mayoría de los municipios y las organizaciones que los representamos nos hemos pronunciado a favor de ese modelo, porque creemos que permitirá enfrentar la actualmente compleja coyuntura de inseguridad que se vive en varias regiones del país, y hará posible la conducción nacional de una nueva estrategia que termine con la negativa herencia que nos dejó el gobierno federal anterior.

Queda mucho por hacer en materia de profesionalización de las corporaciones municipales, en materia de coordinación intergubernamental, en materia de eficacia de la procuración de justicia y en materia de asignación de los recursos necesarios para las estrategias locales de seguridad. Pero las bases están sentadas y la disposición de los responsables en los tres órdenes de gobierno es inmejorable.

Les saludo con afecto.

 

nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED COMCE United Cities and Local Governments Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO Cámara de Senadores Cámara de Diputados

Cámara de Diputados Cámara de Senadores Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO United Cities and Local Governments COMCE nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED