Ciudades Mejor Iluminadas

 

Ciudades Mejor Iluminadas

El sistema actual que regula el funcionamiento del alumbrado público en los municipios de nuestro país es uno de los más importantes obstáculos que impiden mejorar la cobertura de ese servicio, y ordenar las finanzas de los Ayuntamientos. Los Gobiernos Municipales padecen diariamente las reglas inequitativas y obsoletas que norman ese tema.

Alumbrado Público Municipal Desordenado. La prestación del servicio de alumbrado público es una responsabilidad de los municipios, y eso representa una carga en sus finanzas, que fluctúa entre el 20 y el 30% de su gasto corriente –de acuerdo a la calificadora Fitch–; aún así inexplicablemente no existe una partida presupuestal destinada a atender ese concepto, y el tributo que debería servir a ese propósito (el Derecho de Alumbrado Público, DAP) está muy lejos de resolver el objetivo para el cual fue creado.

Ese enredo entre competencias, regulaciones y falta de recursos fiscales, deriva obviamente en que el servicio se preste en nuestro país con enormes deficiencias y propicia que sean los ciudadanos quienes paguen el coste en insatisfacción que de ello se deriva.

Municipios ante un Problema que los Rebasa. El diagnóstico y la solución del problema no son cosa sencilla. Haría falta voluntad política de todas las instancias involucradas para resolver el galimatías, y decisión para que cada parte asuma, sin evasivas, sus propias responsabilidades. ¿Quién debe pagar el consumo de energía?, ¿quién debe operar el servicio?, ¿qué parte de la responsabilidad le toca a la CFE, a los municipios y a los legisladores (para clarificar y resolver los vacíos legales actuales)?

Los hechos son evidentes; actualmente los municipios deben pagar la segunda tarifa más alta que establece la CFE, incluso superior a la del sector industrial, olvidando la crónica debilidad hacendaria de los Ayuntamientos; las tarifas en México son 25% más altas que las de Estados Unidos, por ejemplo; la falta de transparencia y claridad en el funcionamiento del DAP obliga a los Gobiernos Municipales a subsidiar a la población y a los empresarios; y la CFE no paga las obligaciones fiscales de sus instalaciones con los Ayuntamientos, tales como el predial, entre otros datos relevantes.

Todo ello refleja la grave inequidad que afecta a las haciendas municipales y presiona en forma sensible a la salud de sus finanzas; por ello es que padecemos un complejo escenario de endeudamientos con la CFE a cargo de 740 municipios (30% del total) y que actualmente ascienden a 2,075 mdp.

La Necesaria Modernización y Reordenamiento. Sin duda, los mexicanos debemos afrontar el reto de modernizar el sistema de alumbrado público. Entre otras muchas acciones requerimos resolver temas tales como: contar con información actualizada y real sobre el sistema de iluminación en las diferentes regiones y ciudades; impulsar el uso de luminarias con energías renovables que nos permitan alcanzar ahorros superiores al 50% de los consumos de energía, como ya lo permite la tecnología; utilizar el DAP como una palanca para la modernización del alumbrado público municipal y lograr que capte los recursos suficientes con sentido de equidad social; y transparentar el mecanismo de cobro de este derecho y el sistema de compensación que aplica la CFE.

En la FENAMM estamos impulsando una alianza con el Gobierno Federal que nos permita reemplazar los sistemas de alumbrado público ineficientes y obsoletos, bajo la estrategia del Proyecto Nacional de Eficiencia Energética en Alumbrado Público Municipal, que ya genera ahorros de hasta 45% en la factura de los municipios que lo están implementando.

Reconocemos también los procesos exitosos de muchos municipios que ya están haciendo su parte; es el caso de Chetumal, Quintana Roo, que cambió 25 mil luminarias por lámparas LED desde el año 2011; o el de Malinalco, Estado de México, que renovó toda la red de alumbrado público y actualmente se abastece de energía solar a partir de una inversión de 9 mdp y una tasa de recuperación a 6 meses, para dar servicio por lo menos a 15 años; o el programa anunciado recientemente en la Ciudad de México para modernizar el sistema completo de iluminación urbana.

Queda una tarea compleja para modernizar y lograr la sustentabilidad de todo el sistema de alumbrado público en los 2,445 municipios del país, y resolver en todas sus facetas el déficit en la materia. Debemos impulsar soluciones legislativas, nuevos esquemas fiscales, incorporación de tecnologías sustentables, y aplicar sistemas operativos que impidan el mal uso de la energía.

Debemos seguir promoviendo los cambios  y debemos ir concertando con quienes se resisten a la regulación justa del sistema de alumbrado público. Los municipios queremos ser parte de la solución, y no solo parte del problema, porque queremos ciudades mejor iluminadas, más seguras, más amables para quienes en ellas habitan.

Les saludo con afecto.

 

 

 

nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED COMCE United Cities and Local Governments Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO Cámara de Senadores Cámara de Diputados

Cámara de Diputados Cámara de Senadores Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO United Cities and Local Governments COMCE nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED