Otros fenómenos genéricos

 

Por Fernando Leal

Publicado por El Universal

En mi pasada colaboración titulada “Ciudades genéricas” me referí a cómo extensas áreas de las ciudades mexicanas, independientemente de su situación geográfica, traza y riqueza patrimonial han creado un género suburbano homogéneo que ha desdibujado sus características esenciales y estandarizado banalmente los perímetros urbanos de las mismas.

En otro orden de ideas, pero con semejanzas, el mundo actual tiende a reproducir fenómenos genéricos en la personalidad de las ciudades, así aparecen las "ciudades emblema" las cuales generan espejismos en otras que las toman como referencia directa, Miami un prototipo urbano ligado al mar con características físicas, climáticas, de vegetación y de una particular latinidad es adoptado por ciudades como Panamá City, hasta nombrarla así evidencia su pretensión, Cartagena en sus áreas extramuros lo hace con cierto parecido, así como San Juan de Puerto Rico y otras urbes caribeñas. Las ciudades del norte de México pretenden asemejarse y lo hacen precariamente a las del sur estadounidense y toman como modelo a Houston, San Antonio o Los Ángeles, de igual manera los actuales desarrollos en Oriente; China, Malasia y Corea del Sur así como en los Emiratos Árabes se han rebasado ya alturas, densidades e infraestructuras de las grandes ciudades verticales estadounidenses, tomaron como modelo el género multifuncional de Chicago y Nueva York para dejarlas atrás con un desenfrenado consumo energético, espacial y tecnológico.

Un fenómeno genérico más es el que está penetrando con fuerza y rapidez tanto a complejos urbanos de Asia, Europa, América y Medio Oriente, corresponde a la homogeneización de los “atractivos urbanos”, que se manifiesta en las tipologías aeroportuarias, convertidos estos en grandes centros comerciales, el potente y voraz concepto de viajar y consumir ha invadido todas las zonas de tránsito de los visitantes, ya sea en los aeropuertos como en los puntos de interés de las ciudades, qué decir de la fiebre por construir museos aún sin colecciones, en la oferta multivariada y sistematizada de los recorridos turísticos, despojando al viajero de armar y organizar libremente sus paseos y de acercamientos a las realidades urbanas, los relativos a la educación también padecen de síntomas unificadores, lo particular tiende a desvanecerse, en los de salud se observa que los hospitales se asemejan cada día más a un hotel con servicios de todo tipo que a los otrora llamados sanatorios, no ausentes las industrias del espectáculo y del entretenimiento, los restaurantes, cafés, bares, tiendas gourmet, de conveniencia, gimnasios, etcétera son elementos constitutivos de un paisaje unificado, lo anterior generalmente revestido de cierta sofisticación y aires de pedantería excluyente.

Dicho fenómeno lo describe con aguda precisión la escritora inglesa Zadie Smith quien en su novela NW narra la transformación progresiva del barrio del North West londinense durante los años recientes, habla de la estandarización galopante que están padeciendo las ciudades europeas y de la sensación de desarraigo que experimenta año con año cuando vuelve a su natal Londres y registra la desaparición de los viejos negocios, personajes y referentes locales para ser sustituidos por establecimientos homogeneizados e impersonales.

Los fenómenos genéricos aquí brevemente descritos están abandonando al ciudadano, al paseante, al flaneur o forastero urbano para convertirlo en un simple consumidor, las ciudades no son sino la expresión física de lo que las sociedades y sus economías les dictan.

nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED COMCE United Cities and Local Governments Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO Cámara de Senadores Cámara de Diputados

Cámara de Diputados Cámara de Senadores Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO United Cities and Local Governments COMCE nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED