Administradores Profesionales para Nuestras Ciudades

 

 

Administradores Profesionales para Nuestras Ciudades

La figura del Administrador Municipal apareció a nivel mundial hace poco más de un siglo (más específicamente en 1908), como un medio de asegurar la calidad y profesionalismo de los servidores públicos de ciudades en países más desarrollados. No fue un hecho aislado, sino resultado del crecimiento demográfico en las urbes y a la mayor complejidad en la prestación eficiente de los servicios públicos en éstas.

Hoy es un modelo exitoso y reconocido en todos los países donde se ha establecido, dando resultados concretos en la mejora del funcionamiento de los Gobiernos Municipales; destacan los positivos logros en Estados Unidos, Chile, Canadá, India, Australia, Holanda, Costa Rica, Japón y todas las naciones escandinavas. En los dos primeros países, más de la mitad de las ciudades son operadas y dirigidas actualmente por administradores profesionales de ciudad.

La Impostergable Profesionalización en el Ámbito Local. Los Administradores de Ciudad son producto de un sistema de profesionalización que implica una selección estricta basada en la certificación de los candidatos, a quienes se califica su grado de estudios de especialización, su experiencia, la verificación de sus indicadores de desempeño, la antigüedad en el cargo, entre otras muchas variables.

El Administrador de Ciudad releva al Alcalde en las tareas operativas, de gestión, supervisión de la administración, coordinación de personal y evaluación en el cumplimiento de objetivos en cada área del gobierno de la ciudad. Realiza también tareas de coordinación y sinergia de las dependencias internas, de vinculación con instancias externas, y de enlace con la sociedad civil para garantizar la eficiencia de los servicios.

Buenas y Malas Prácticas del Administrador de Ciudad en México. En nuestro país se han realizado varios procesos de intento de adaptación de ese modelo; la más conocida de las experiencias sucedió en Tijuana, y fue el primer municipio mexicano en establecer la figura de Administrador Municipal. Ello sucedió en dos etapas diferentes (2002-2004 y 2007-2010), habiendo sido lamentablemente cancelada la experiencia, principalmente atendiendo a consideraciones de tipo político.

Actualmente es el Gobierno de Navolato el único caso de municipio donde se está desarrollando un proceso que pretende consolidar el modelo de Administrador de Ciudad, en base a una adaptación a las condiciones propias de la cultura política y administrativa mexicana. Estamos muy atentos de su alcance y de sus resultados, ya que ello nos animaría a multiplicar el modelo en otras localidades.

La Reinvención Endémica de las Ciudades. México tiene aún enormes retos y debilidades que superar para contar con funcionarios municipales profesionalizados; entre el casi millón de servidores públicos que colaboran actualmente como empleados municipales (944,234 para ser exactos), existe una excesiva rotación (cada fin de trienio se renueva en promedio el 83% de éstos) y una baja calificación profesional. Tres de cada diez Alcaldes en municipios metropolitanos no cuenta con estudios universitarios y en municipios rurales es el 66%, según el Índice de Competitividad Urbana 2012.

Por otra parte, la legislación mexicana padece aún de enorme rezago en la materia, ya que a nivel nacional sólo existen seis leyes que se ocupan expresamente del servicio civil o profesional de carrera local, siendo una de ellas de carácter federal y cinco más de alcance estatal.

Crear el Modelo Mexicano de Administrador de Ciudad. Por ello la FENAMM ha impulsado como una de sus banderas más emblemáticas la profesionalización, la formación y la capacitación de los servidores públicos municipales de todos los niveles. También ha incorporado a su agenda de prioridades la iniciativa para establecer un modelo propio mexicano de administrador profesional de ciudades, el cual considere nuestra cultura política, las inercias administrativas y burocráticas tradicionales, pero principalmente tome en cuenta la urgencia de modernizar la función pública local.

Queremos hacer coincidir la consistencia de un modelo propio mexicano, la voluntad de las instancias nacionales y locales responsables de la modernización de las ciudades, el establecimiento de una Escuela Nacional de Profesionalización Municipal y el de una reforma municipal profunda, que induzca la continuidad de los servidores, los incentivos para la permanencia y la dotación de condiciones laborales dignas para quienes tengan como vocación el servicio a sus comunidades.

Los saludo con afecto.

 

 

nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED COMCE United Cities and Local Governments Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO Cámara de Senadores Cámara de Diputados

Cámara de Diputados Cámara de Senadores Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO United Cities and Local Governments COMCE nstituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED